Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Pátzcuaro
Este Pueblo Mágico, el primero en ser nombrado en 2002, es una auténtica joya de la arquitectura virreinal y el punto desde donde se pueden apreciar monumentos religiosos de estilo barroco y neoclásico, casas de adobe y teja, plazas, fuentes y claro, la hipnótica ribera lacustre, rodeada de árboles y montañas. Para añadirle un poco más, es uno de los mejores rincones para probar la comida regional y vivir la tradición de Día de Muertos.

Sabías que
La etimología de su nombre continúa siendo un misterio pue algunos estudiosos la traducen como “Puerta del cielo” y otros como “Lugar de la negrura”, lo que es un hecho es que es uno de los destinos más visitados y hermosos a nivel nacional.

Qué visitar en Pátzcuaro

Plaza Vasco de Quiroga
Es la más importante de la ciudad y donde se encuentra una estatua del obispo defensor de los pueblos así como una serie de edificios señoriales e históricos. Rodeada de árboles y comercios, es una de las plazoletas más bellas del país y de América desde donde se puede conocer la Casa de Gertrudis Bocanegra o el Palacio de Huitziméngari.

Tip: En este cuadrante te sugerimos probar la tradicional nieve de pasta con un sabor dulce pero sutil, parecido al de los
chongos zamoranos.

Plaza Gertrudis Bocanegra o Antigua Plaza de San Agustín
Ideal para comprar artesanías o probar las delicias estatales pues a su alrededor cuenta con dos mercados populares que ofertan dichos productos. En ella podrás observar la estatua erigida a esta heroína que pudiendo haber elegido su vida acomodada, decidió unirse en secreto al movimiento insurgente y ayudar a los libertadores a conseguir y mantener la independencia.

Se cuenta que su marido e hijos fueron asesinados y ella delatada por las mismas familias criollas que no entendían su proceder pese a que pertenecía a la clase alta. Se ordenó su fusilamiento y justo antes de que sucediera descubrió su pecho como símbolo de libertad y valentía para mostrarles el lugar exacto donde habría de recibir la bala.

Casa de los 11 Patios o ex Convento de las Monjas Dominicas de Santa Catarina
Data de 1742 cuando esta orden se estableció en la ciudad y aunque en realidad sólo tiene cinco, se le consideran seis más por los edificios que se encontraban antiguamente a su alrededor. Hoy es el ícono artesanal del lugar y donde consigues piezas de madera como bateas, máscaras, juguetes, figuras religiosas y hasta muebles. Los artesanos purépechas hacen trabajos en herrería, así como alhajeros, joyería artística, bordados y mantelería con fibras naturales.

Basílica de Nuestra Señora de la Salud y Antiguo Colegio San Nicolás
Como edificios contiguos, ambos son testigos de la importancia que tuvo el primer obispo de Michoacán, Don Vasco de Quiroga para los habitantes locales, pues él mismo la mandó a construir para convertirla en la catedral del estado aunque no llegara a tener ese título. Como gesto de agradecimiento, se le construyó un mausoleo donde descansan sus restos.

Además El Tata Vasco, afectuoso nombre con el que se le conocía, se encargó de la edificación de un colegio para españoles jesuitas que por su fachada y columnas merece al menos un par de fotos. En nuestros días funciona como el Museo de Artes e Industrias Populares donde se presentan exposiciones arqueológicas, religiosas y artesanales.

Otros atractivos a considerar en el centro de Pátzcuaro

  • Casa de Gertrudis Bocanegra
  • Centro Cultural Antiguo Colegio Jesuita
  • El Hospitalito
  • Iglesia de la Compañía
  • Palacio de Huitziméngari
  • Santuario de Guadalupe
  • Templo del Sagrario

Lago de Pátzcuaro e Isla de Janitzio
Si te gusta el cine recordarás la película Maclovia filmada en este lugar y que narra el amor entre una bella indígena del mismo nombre (María Félix) y José María (Pedro Armendáriz), el cual es amenazado por la brutal pasión que siente el sargento De la Garza (Carlos López Moctezuma) hacia ella.

Hoy a más de 50 años, este hermoso paraje sigue siendo conocido no sólo por su celebración del Día de Muertos, sino por la labor diaria de sus pescadores que utilizan redes mariposa para atrapar al no menos popular pescado blanco, un deleite al paladar que se prepara capeado y acompañado con jitomate, cebolla y arroz.

¡Ponte a prueba!
Dicen los que saben, que el verdadero pescado blanco es transparente en Pátzcuaro y verde en Zirahuén y que los que son auténticos tienen detrás de la nuca un hueso verde, rojo o azul que se asemeja a la silueta de la Virgen de la Salud ¡a buscarlo!

Aunque el lago tiene ocho islas en total: Copujo, Jarácuaro, Pacanda, Tecuena, Tecuanita, Urandenes y Janitzio, la última es la más famosa pues es la que cuenta con una estatua monumental dedicada a Morelos que a lo alto de sus cinco pisos, narra con coloridos murales la vida y obra del insurgente.

Tip Misión: Si quieres tener una vista privilegiada, sube por el brazo de la estatua hasta llegar a su muñeca y deléitate, $10 entrada general.

Lago de Zirahuén
Con la misma belleza de su homólogo en Pátzcuaro, el lago de Zirahuén tiene además la ventaja de estar completamente rodeado de bosques de pino y encino y presumir de una increíble tierra rojiza y aguas de azul profundo que le dan un aire fresco e idóneo para practicar ecoturismo.

En sus riveras encontrarás infinidad de servicios turísticos como restaurantes típicos, paseos en lancha y kayak, motos acuáticas, paseos en caballo, tirolesa, gotcha, buceo y lugares para acampar, entre otros.

Leyenda de Eréndira en el lago Zirahuén
Cuando los españoles llegaron, trajeron con ellos una serie de anécdotas que se quedaron plasmadas en el imaginario colectivo como esta que cuenta que Eréndira, una hermosa princesa purépecha, fue arrebatada de sus padres por un soldado que se enamoró de ella, la secuestró y decidió esconderla en uno de los valles que se encontraban alrededor.

La melancolía de la joven era inmensa y todas las tardes se sentaba a llorar sobre una roca por la cual se filtraban sus lágrimas hasta formar parte del lago. Un día, desesperada porque sabía que nunca volvería a ver a su familia, se lanzó al agua y se ahogó.

Dicen que su cuerpo nunca fue encontrado ya que por medio de un hechizo se convirtió en una mítica sirena que hasta hoy en día, encanta y mata a los pescadores.