Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

5 Cosas 1Hasta una de las artesanías más famosas de México tiene sus secretos.

 

 

 


Fotos Ernesto Polo 



El municipio de San Bartolo Coyotepec en Oaxaca ha sido famoso desde hace varias décadas gracias a su extensa y maravillosa producción de barro negro -uno de los tres íconos artesanales del estado- y el cual es visitado todo el año por turistas entusiastas que descubren y se enamoran de su belleza.

Sin embargo, aun cuando es identificado y apreciado en todo el mundo, tiene algunos detalles que lo hacen auténtico y con los que podrás blindarte contra las imitaciones o bien, impresionar con tus conocimientos en una comida romántica o familiar.

1. El brillo del barro negro fue accidental

Como toda buena historia, la de doña Rosa Real de Nieto a quien se le atribuye la creación de este tipo de alfarería tiene su dato curioso ya que hasta antes de los años 50, el barro era gris y fue ella quien por accidente, empleó otro tipo de arcilla que al cocinarse se torna negra y la talló con cuarzos para sacarle brillo.

5 Cosas 2

2. Si no suena cristalino, no es original
El barro utilizado en Oaxaca se extrae de un pasaje cercano y es especialmente preparado para confeccionar jarrones y figuras entre otros; cuando es cocido, adquiere un inequívoco sonido de cristal que si no lo percibes, quiere decir que no se trata de una pieza auténtica.

3. No funciona para tomar agua (se rompe)
En términos generales, el barro negro es ornamental y no utilitario dado que la misma naturaleza del material hace que los líquidos se filtren y que incluso, si se les coloca agua a cualquier temperatura, lleguen a romperse. Cuidado con aquellos vendedores que te ofrezcan “cántaros de barro negro con mezcal” porque son falsos.

5 Cosas 3

4. Debe tener muestras de rayado o bruñido
Como te comentábamos al inicio de la nota, el brillo del barro negro oaxaqueño no viene de ningún tipo de esmalte, barniz o pintura sino de la técnica de tallado con cuarzos que hace que se compacte y abrillante de manera natural por lo tanto, si miras de cerca las ollas de San Bartolo Coyotepec notarás que no son 100% lisas pero justo ahí está el secreto.

5. Una pieza tarda de 20 a 30 días en quedar lista
Si vas al taller de la familia Real de Nieto sus integrantes te mostrarán gustosos el proceso de elaboración del barro pero en términos estrictos se requieren 4 días de secado al sol después de modelado, 4 días más después del diseño y pulido, 4 días luego para una segunda pulida y después pasan en último término al horno prehispánico en el que se cocinan de 10 a 12 horas.

¿Interesante no?