Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Si de aventura y naturaleza se trata, a mi mente viene La Huasteca Potosina en Ciudad Valles ¿por qué? Porque ahí pueden hacer kayak, rappel, salto de cascada, senderismo y más.

Calentando motores
Como el viaje comenzó muy temprano, tuve que despertar un poco antes para desayunar abundantemente, ni hablar, soy de muy buen diente. Ya en el auto y en compañía de mi guía Chuy, contemplé el bello paisaje carretero mientras nos dirijimos hacia el paraje La Morena en el municipio de Aquismón.
Una vez en nuestro destino, se encargó de equiparme con un chaleco salvavidas y un remo al tiempo que me explicaba las normas de seguridad. Así es como empezó mi recorrido a través del esplendoroso río Tampaón.

El paisaje es sumamente hermoso y el azul turquesa del agua lo hace aún más impresionante; mientras remamos contra corriente, salen a nuestro paso escenas de ensueño que tienen como protagonistas a la fauna endémica como garzas, tortugas, cormoranes y ganado.

Encarrerándonos
Muy pronto me doy cuenta de que esta es una actividad para realizar con amigos o en familia pues requiere del arduo trabajo en equipo para avanzar más rápido y duplicar la diversión. El río se va haciendo cada vez más estrecho y aparecen a nuestro paso extrañas formaciones rocosas y pequeñas cascadas que sirven de entremés rumbo a nuestro destino final.
Antes hacemos una parada en un lugar místico, la Cueva del Agua donde se puede nadar en agua templada y cristalina y admirar los cientos de estalactitas que decoran su techo natural. El imperdible es estar a la hora precisa para que el sol haga su magia, se cuele por las paredes rocosas y los deje ver el profundo azul del agua. Si son valientes como mi guía, pónganse a escalar y arrójense de una altura de 10 metros.
Me invitaron a intentarlo pero la verdad estaba muy alto, así que sólo subí unos dos metros y realicé mi triunfal salto, ¿algo es algo, no?

La meta
Mientras les narro mis peripecias me acuerdo de que la estaba pasando muy bien pero tenía que salir de ahí y llegar a la tierra prometida, que en este caso era más bien una cascada ¡pero no cualquiera! Se trataba nada más ni nada menos de la más alta de todo San Luis Potosí con 105 metros de altura y proveniente del río Gallinas: la imponente Cascada de Tamul.

¡Diantres! Es aún más hermosa de lo que me habían dicho y mucho más impactante que en las fotos que había visto. Chuy acerca la canoa a una piedra que está en el centro de la corriente y que pareciera que el mismo río la dispuso a manera de mirador.
Debido a la corriente nos es imposible avanzar más pero todos quedamos mucho más que satisfechos con la vista que es sencillamente espectacular. Chuy se nos une y sin pensarlo dos veces se arroja al agua. Con el calor que hacía la idea de darme un buen chapuzón me resultaba atractiva así que apliqué el “al agua patos”.

Chuy sube a una roca más alta y nos reta a seguirlo. Esta vez se trata de 5 considerables metros, así que trago saliva y de nuevo “splash”. No se lo digo a nadie pero pienso para mis adentros que esto de los saltos empieza a gustarme.
Finalmente Chuy enloquece, escala una de las paredes laterales de piedra y ante la mirada atónita de todos los presentes se lanza de una altura de 13 metros. De nuevo me alienta a seguirlo y ya con la adrenalina al tope me veo escalando la misma pared de piedra. Incluso la subida tiene su chiste y tengo que aplicarme al máximo para no caer. Mi instinto de supervivencia me distrae así que para cuando llego al borde es demasiado tarde y es ahí donde me pregunto: ¿Qué estoy haciendo aquí?

Desde donde estoy me parece que aquel experto no sabe medir y que no son 13 sino más de 50 metros aunque también reconozco que el vértigo me está jugando una mala pasada… ya estoy arriba y no hay vuelta atrás. Las piernas me tiemblan, empiezo a cuestionarme por qué se llama río Gallinas y a la cuenta de tres, salto al vacío…

Son menos de 3 segundos lo que tardo en llegar al agua pero me parecen una eternidad. El golpe del agua me saca de mi asombro y ahí visualizo que lo he logrado ¡no lo puedo creer pero me vuelvo a subir y arrojar! Esta vez lo disfruto mucho más y lo sufro un poco menos.

Y así, después de tanto salto emprendemos el regreso, pero esta vez con la corriente a nuestro favor por lo que ahora podemos disfrutar de las bondades del paisaje y los que antes éramos extraños ahora, después de esta aventura, somos buenos amigos.

Tipo de experiencia
Parejas · Familias · Amigos
Los básicos
Un poco de condición física · Traje de baño · Calzado cómodo que puedan mojar · Bloqueador solar · Botellas de agua
Los recomendados
Cámara acuática · Muda de ropa · Snacks
Duración
5 horas aproximadamente con todo y traslados
¿Quién te lleva? www.huaxteca.com · www.msxpediciones.com